Estimaciones agrícolas

Relevamiento realizado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe conjuntamente con el Ministerio de la Producción y la colaboración de ingenieros agrónomos matriculados en el Colegio de Ingenieros Agrónomos de la 1º Circunscripción.

El 80% de la soja de primera presentó estado de bueno a muy bueno

CLIMA y SUELOS

Nuevos frentes de tormentas, con eventos de importancia sectorizados, se hicieron presentes en la semana, con mayor impacto en el área comprendida por el norte del departamento Las Colonias, sureste del departamento San Cristóbal, departamento San Justo y norte departamento La Capital, dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, correspondiente a la semana comprendida entre el 30 de enero y el 5 de febrero de 2019, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

En los cuatro primeros días del período, ocurrieron distintos eventos, caracterizados por precipitaciones de variadas intensidades y con montos pluviométricos de importancia, principalmente, en los departamentos del centro. En la semana, sumaron entre 10 y 230 mm, siendo puntualmente este último registro en el distrito Elisa, en el departamento Las Colonias. A modo de ejemplo, este mismo distrito en el mes de enero de 2019, presentó un acumulado de 436 mm, situación no registrado en su historial.

Muy lentamente fue mejorando y revirtiéndose la situación del área de mayor impacto de los eventos climáticos, con excesos hídricos extraordinarios -como lo fueron en los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado y norte de San Javier-, el escurrimiento superficial del agua fue avanzando y continuó evidenciando las consecuencias directas en los sistemas productivos, que se desarrollaban en dichas áreas rurales y con secuelas en las áreas urbanas. Han comenzado las evaluaciones de las pérdidas.

Los perfiles de los suelos se encontraron con muy buena carga de agua y disponibilidad para el período de mayor demanda, aunque se mantuvieron encharcadas y anegadas las áreas más bajas y deprimidas.
Al momento del cierre del informe, se habían sembrado 184.300 hectáreas de maíz, el 95% de la intención de 194.000 hectáreas, y 61.000 ha con sorgo granífero, 1.000 ha  menos que la intención.

 SOJA TEMPRANA

 Un 80 % de los cultivares presentaron estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes. Un 8% en estado bueno a regular y el 12% restante, en estado regular a malo, manifestando el impacto y los inconvenientes ya mencionados, especialmente en las áreas deprimidas y bajas topográficamente.

Los cultivos presentan un desarrollo normal y el comienzo de los estados reproductivos fue bajo muy buenas condiciones, con muy buena disponibilidad de agua útil, temperaturas medias diarias y horas de sol.

A pesar de las condiciones ambientales, como los excesos hídricos y altos porcentajes de humedad ambiente que generaron condiciones muy favorables para el desarrollo de enfermedades (septoria) y la presencia de insectos (isocas medidoras, anticarsia, militar y bolillera) y primeras chinches; no han avanzado significativamente. Este hecho evidencia que el seguimiento y monitoreo fueron las actividades principales, así como también la eficiencia de las aplicaciones y los controles realizados para cada situación en particular

 SOJA TARDIA

 El cultivo siguió manifestando las consecuencias e impactos de importancia, por este período húmedo, como por ejemplo, retraso de la fecha de siembra, poco desarrollo de estructura de plantas, heterogeneidad de lotes y mortandad de plantas.
Todo ello constituyó una diversidad y grados de complejidad de relevancia, que a futuro le restarían posibilidad al cultivo para expresarse con buenos rendimientos, en los diferentes departamentos del área de estudio.
Se continuó realizando el control de malezas, pero todo regulado por las condiciones climáticas, de piso de los lotes y su accesibilidad, como así también en menor medida tareas de resiembra, particularmente, en los departamentos del norte del área de estudio.
La presencia de insectos hizo que el seguimiento y monitoreo de las parcelas no se detenga, todo controlado y de baja incidencia.

 MAÍZ TOTAL

 Hasta la fecha, el cultivo de maíz presentó un avance en la siembra del 95%, representando unas 184.300 ha. De éstas, unas 89.000 ha correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tendría dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino. Las otras 95.300 ha corresponden a las parcelas sembradas en segunda instancia, denominado maíz de segunda.
En toda el área, que comprenden los departamentos del centro y sur fue muy lento el movimiento de sembradoras y de equipos, regulado por las condiciones de cama de siembra y de piso.

Progresivamente, el paisaje fue mejorando, siendo en muchos casos, los productores con conocimiento de que la fecha de siembra no sería la óptima, procedieron a la siembra para que el suelo no quede improductivo.

Las precipitaciones registradas complicaron aún más, los sectores que se habían resembrado, en áreas deprimidas, volviéndose a encharcarse y a anegarse.

 MAÍZ DE PRIMERA

 La actividad del picado de cultivares de maíz temprano, en el área de influencia de las cuencas lecheras en los diferentes departamentos, llegó a un grado de avance del 93 a 95 %, con rendimientos que se mantuvieron con muy buenos resultados en cuanto a calidad y cantidad, sosteniéndose los mismos desde el comienzo, en valores promedios de 12 a 13 metros bolsa/ha.

Los cultivares con destino a grano comercial, un 93 %, presentaron un muy buen estado a excelente y el 7 % restante regular.

Este aumento del porcentaje del estado regular fue consecuencia de los grados al impacto de las sucesivas precipitaciones ocurridas en los distintos departamentos, generando excesos hídricos manifestados en encharcamiento y anegamiento, que condujeron a la mortandad, amarillamiento de plantas y a la pérdida de la uniformidad de los lotes.

En cuanto al estado sanitario del cultivo se encontró muy bien, sin ataques de plagas ni enfermedades, hasta el momento.

En los departamentos General Obligado y Vera en lotes con cultivares más avanzados continuó el proceso de cosecha, con un rendimiento promedio que fluctuó entre 50 - 55 qq/ha, con leve aumento a la semana anterior.

En los departamentos San Justo, Las Colonias, Castellanos y San Cristóbal comenzó la cosecha, en lotes puntuales, con rendimientos promedios 78 a 82 qq/ha, con un máximo de 90 qq/ha.

Se estimó que el rendimiento promedio sería de 86 a 88 qq/ha, superior en 10 a 11 qq/ha, que el obtenido la campaña anterior.

 GIRASOL

 El área girasolera de la provincia, continuó evidenciando lo complicado de la campaña y sin posibilidad de recuperación en su finalización.

La estabilidad climática de estos días, lentamente y en progresivo aumento a medida que las condiciones de piso y accesibilidad a los lotes lo permitieron, el proceso de cosecha avanzó.

Los rendimientos promedios se mantuvieron y fueron de 12 a 15 qq/ha, con algunos lotes puntuales de 19 qq/ha.

Para el caso de los lotes con mayor grado de afectación y que fue posible el ingreso de las maquinarías, los rendimientos oscilaron entre 4 y 5 qq/ha, así también ante rindes inferiores, solo se ingresó al lote y luego se suspendía la tarea de recolección abandonando el predio.

 ARROZ

 El cultivo de arroz siguió su evolución muy lentamente. A la fecha hay 3.000 ha, sin ninguna posibilidad de recuperación, que se consideran totalmente perdidas.
Las condiciones ambientales de la semana permitieron la continuación del proceso de cosecha a ritmo muy lento.

Con rendimientos promedios de 5.000 kg/ha, considerados bajos, presentando panojas con 20 % de vaneo, granos livianos, todo ello producto de los excesos de días nublados y lluviosos.
Ante esta realidad, la proyección de rendimientos declinaría más aún cuando avance la cosecha.
La evolución de los cultivares continuó siendo heterogénea y con diferentes grados de consecuencias en los distintos estados fenológicos.
Las dificultades de transporte del grano empeoraron día a día, por falta de caminos y el corte para el transporte pesado de la ruta provincial Nº 1, que complicó toda estrategia y el traslado del cereal a los molinos.

 ALGODÓN

 En la semana se continuó con actividades en los lotes, tales como aplicación de herbicidas, reguladores de crecimiento y de insecticidas en predios que se consideró necesario.
Los excesos hídricos afectaron de diferente manera al cultivo, desde pérdida total de lotes por anegamiento, hasta pérdidas por aborto de flores e inclusive bochas en formación.
La continuación del monitoreo de los lotes, se verificaron los daños por picudo, sobre todo en los lotes en floración.
En los predios más avanzados, apertura de capullos, deberían reactivarse las trampas para su detección y la realización de las acciones correspondientes, que además de la captura de los picudos permitirían la reducción de la población para la próxima campaña.

 SORGO GRANIFERO

 Llegó a su fin, el proceso de siembra con una superficie aproximada de 61.000 ha, unas 1.000 ha menos que la estimación de intención de siembra de 62.000 ha, una disminución del 1,65 %, que la campaña anterior.
En un 90 % del cultivo continuó en buen estado, en condiciones óptimas de humedad y temperatura, con un buen desarrollo y crecimiento, sin inconvenientes ni problemas sanitarios y un 10 %, bajo porcentaje, se encontró afectado por los excesos hídricos, con consecuencias irreparables.
En las áreas de influencia de las cuencas lecheras comenzó la realización de las tareas de picado de cultivares de sorgo, con buenos resultados en cuanto a calidad y cantidad.



shares