Estimaciones agrícolas 3 de abril del 2019

La inestabilidad climática interrumpió el sostenido ritmo de cosecha

CLIMA y SUELOS

Durante dos días, hubo estabilidad climática, con días soleados, nubosidad variable, humedad ambiente y temperaturas diarias medias a levemente altas, casi en la totalidad del área. Luego, una mayor nubosidad e inestabilidad climática que generó condiciones para el ingreso de un frente de tormenta, con precipitaciones de variadas intensidades e importantes milímetros de agua caída. Posteriormente y hasta la finalización del período, los altos porcentajes de humedad y temperatura fueron las características de la semana. Volvieron las lluvias condicionando las actividades en los distintos sistemas productivos y, principalmente, el proceso de cosecha de los cinco cultivos presentes en el área centro norte.

Los montos pluviométricos fluctuaron entre 10 y 285 mm, en un área que comprendió el este del departamento San Cristóbal, norte de Las Colonias, sur de Vera, norte de San Justo y centro norte de San Javier, donde los registros fueron los más elevados superando los 200 mm y, en el resto del área que comprenden los doce departamentos, la situación fue variada y dispar, siendo en el sector oeste donde se registraron los montos pluviométricos de menor cuantía.

Las actividades de seguimiento y monitoreo, se realizaron sin inconvenientes, hasta la inestabilidad climática mencionada, siendo las mismas reguladas por la accesibilidad a los lotes, dice el informe del SEA que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Los perfiles de los suelos se mantuvieron con buena carga de agua y disponibilidad para el período de mayor demanda de los cultivos, principalmente para los cultivos de soja de primera (25 %), soja de segunda (100 %), maíz de segunda (100 %), sorgo granífero (40 %), el resto, ante la finalización de su ciclo, disminuyó considerablemente la demanda.

Como consecuencia de las precipitaciones se incrementaron las áreas o sectores con suelos encharcados y anegados, principalmente las áreas más bajas y deprimidas.

 

 

SOJA TEMPRANA

A partir del sábado 30 de marzo, se interrumpió el proceso de cosecha que avanzaba a buen ritmo y casi en su totalidad en condiciones ambientales óptimas, en toda el área de estudio, particularmente en los departamentos San Martín y San Jerónimo en mayor proporción, avanzando gradualmente hacia el norte de los mismos.

Los rendimientos promedios obtenidos en estos primeros quince días en los departamentos que constituyen el área de estudio fueron:

  • San Martín y San Jerónimo, se registraron rendimientos promedios de 45 – 48 - 50 qq/ha, con un máximo de 60 qq/ha,
  • Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Cristóbal, San Justo y San Javier, con rendimientos promedios 35 - 38 - 40 a 45 qq/ha, con un máximo de 52 qq/ha,
  • General Obligado y Vera rendimientos promedios que fluctuaron entre 28 -30 - 32 qq/ha, con un máximo de 35 qq/ha.

Se detectó un 80 % de los cultivares en estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes, expresando todo su potencial, un 10 % en estado bueno a regular y el 10 % restante, en estado regular a malo, manifestando el impacto y los inconvenientes sufridos por los eventos climáticos.

La condición sanitaria, hasta la fecha, no ha presentado inconvenientes.

 

 

SOJA TARDIA

Bajaron en intensidad los controles de malezas e insectos, pero no así las actividades de seguimiento y monitoreo de los cultivares. La buena a muy buena disponibilidad de agua útil en los perfiles de los suelos permitió que el desarrollo y crecimiento continúe sin complicaciones y comiencen los estados reproductivos en condiciones óptimas.

El cultivo se encontró en un 65 % estado bueno, con sectores o áreas muy buenas y lotes puntuales a excelentes, un 22 % en estado regular y el resto un 13 % en estado regular a malo, con impactos y consecuencias directas por los eventos climáticos sufridos.

 

 

MAÍZ TOTAL(campaña 2018/2019)

Se estimó una superficie sembrada de 184.500 ha.
Unas 89.000 ha correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tendría dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino.
Otras 95.500 ha correspondieron a las parcelas sembradas en segunda instancia, denominado maíz de segunda o tardío.

 

Maíz temprano (de primera)

El progreso logrado en el proceso de cosecha hasta la fecha fue del 85 %, lo que representó aproximadamente unas 56.700 ha, con un avance intersemanal de 5 puntos porcentuales. El ritmo fue lento en comparación a la semana anterior en todos los departamentos, principalmente en mayor proporción en áreas del centro sur de los departamentos Las Colonias, Castellanos y en la totalidad de los departamentos San Jerónimo y San Martín.

Dicha situación se dio en principio por cierto porcentaje de humedad ambiente y de grano, luego fue interrumpido totalmente por las precipitaciones e inestabilidad climática registrada.

La cosecha, en general se realizó con humedad del grano aceptable a óptima, en promedio 14 a 16 %, elevándose levemente este último período, con buena calidad de grano, manteniéndose los rendimientos, consolidando un leve aumento en el sur del área y obteniéndose en los departamentos:

  • General Obligado y Vera rendimientos promedios máximos que fluctuaron entre 50 - 65 qq/ha y mínimos de 35 a 40 qq/ha y en Nueve de Julio los rendimientos promedios variaron entre 40 – 45 y 50 qq/ha, consecuencia de los eventos climáticos registrados en dicha zona, con un grado de cosecha del 85 %,
  • San Justo, San Javier, Las Colonias, Castellanos, La Capital y San Cristóbal rendimientos promedios 70 - 80 - 95 a 100 qq/ha, con un máximo de 115 qq/ha, con un grado de cosecha del 90 %,
  • San Martín y San Jerónimo, rendimientos promedios que fluctuaron entre 100 – 105 – 115 qq/ha, con un máximo de 145 qq/ha, con un grado de cosecha del 80 %.

Se estimó el rendimiento promedio de 90 a 92 qq/ha, superior en 18 a 19 qq/ha, al obtenido la campaña anterior.

 

Maíz tardío (de segunda)

Buenas condiciones ambientales, como la buena disponibilidad de agua útil en los perfiles de suelos, temperaturas medias diarias aceptables permitieron que el cultivo avanzara su crecimiento y desarrollo sin inconvenientes, siendo su estado sanitario de bueno a muy bueno.

Se espera que las bajas temperaturas o probabilidades de heladas, no lleguen en los próximos 20 a 25 días, pues impactaría en todo el potencial y en las muy buenas perspectivas.

 

 

ARROZ

En la semana se sostuvo un acelerado ritmo de cosecha, lográndose hasta la fecha el 85% del total de lo implantado, lo que representó 27.200 ha, con un avance intersemanal de 15 puntos porcentuales.

Los rendimientos promedios se mantuvieron y fluctuaron entre 5.200 y 5.500 kg/ha, evidenciando una muy leve disminución con respecto de la semana anterior.

En cuanto a la calidad comercial fue de buena a muy buena.

 

 

ALGODÓN

 En gran parte del área algodonera, sólo dos días se vio detenido e interrumpido el proceso de cosecha, por las condiciones climáticas, con precipitaciones de poca importancia, no complicando la continuidad normal de las actividades, principalmente la aplicación de herbicidas, reguladores de crecimiento y defoliantes.

Los rendimientos registrados en la zona Este algodonera siguieron siendo considerados por el sector como muy buenos, manteniéndose los rendimientos promedios mínimos de 24 - 25 qq/ha y promedios máximos de 32 - 33 qq/ha, hasta la fecha.

En los lotes que finalizaron la floración y principalmente, en los defoliados y cosechados, sería conveniente la reactivación de las trampas para la captura de la mayor cantidad de picudos, disminuyendo así la población para la próxima campaña. Además, muy importante sería la destrucción de los rastrojos después de la cosecha, para que no haya rebrotes de las plantas, evitando así la reproducción de picudos.

En el área algodonera Oeste, se continuarán evaluando los cultivares en cada caso en particular y de acuerdo a ello se decidiría la actividad a desarrollar.

Comenzó el proceso de cosecha en unos pocos lotes y fue muy diverso el rendimiento obtenido.

 

SORGO GRANIFERO

Este fue otro de los cultivos que se vio frenado y suspendido en cuanto a la cosecha por las condiciones climáticas. La trilla avanzó  de forma gradual a medida que la humedad del grano fue descendido.

Los primeros rendimientos promedios oscilaron entre 45 – 48 – 50 qq/ha, con minímos de 30 – 32 qq/ha y máximos de 54 – 56 qq/ha.
El cultivo continuó su desarrollo y crecimiento, sin inconvenientes ni problemas sanitarios, bajo escenarios de óptimas temperaturas y humedad ambiente.
En un 90 % de los cultivares sembrados, con fin grano comercial, se encontraron en estado bueno a muy bueno, un 8 % afectado por los excesos hídricos, con ciertos grados de recuperación debido a las condiciones climáticas de la semana y un 2 % con consecuencias irreparables.



shares