Barajar y dar de nuevo.

Por: Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

El socialismo está triste y preocupado; pero no desesperanzado. Triste porque después de casi 30 años perdieron la posibilidad de seguir gobernando la ciudad de Rosario con uno/a del palo, aunque es probable que el FPCyS retenga esa ciudad. Preocupados porque si bien presagiaban un resultado parecido en la categoría Gobernador, casi doscientos mil votos de diferencia con el frente peronista es una cuesta empinada.

No están desesperanzados porque en el 2015 con Miguel Lifschitz, un candidato que terminó siendo Gobernador con un significativo nivel de desconocimiento, revirtieron la primaria en la cual Miguel del Sel le había sacado al propio Lifschitz casi 170 mil votos de ventaja. Aunque en esa ocasión el FPCyS tuvo internas, y Mario Barletta de la UCR terminó aportando más de 150 mil votos, dejando al FPCyS cerca del por entonces Unión Pro Federal de Del Sel.

Este domingo la suma de la interna peronista es cuantitativamente superior al solitario devenir del FPCyS. En la intimidad, seguramente Miguel Lifschitz estará reprochando que no le hayan hecho caso de ir a internas con un candidato radical.

¿Hubiera cambiado el panorama?. De todas maneras, serán ahora los radicales, básicamente los invulnerables senadores que hicieron descollantes elecciones en sus departamentos quienes, como en el 2015 con Lifschitz, deberán aupar a Antonio Bonfatti; junto al inconmensurable candidato a Intendente de esta ciudad capital Emilio Jatón, quien además de duplicar al candidato oficialista de José Corral (Albor Cantard) obtuvo también casi el doble de votos que Bonfatti.

De ahora en mas

Estas próximas 72 horas post elecciones – 1º de mayo incluido – serán para que los laboratorios de los tres frentes con chances de alcanzar la gobernación santafesina, pasen por los tomógrafos cada seccional, cada mesa, cada pueblo y ciudad para detectar las falencias y poder diseñar la estrategia final. “Si no cometemos errores, seguimos”, auguró la Ministra de la Producción Alicia Ciciliani; “el resultado es reversible”, se esperanzó el diputado radical electo (UCR) Fabián Bastia.

José Corral, a pesar de su muy magra performance es optimista; y Omar Perotti apuesta en primer lugar a retener la mayor cantidad posible de los casi 230 mil votos de María Eugenia Bielsa, para ir inmediatamente tras los 400 mil votos adicionales que probablemente estarán en las urnas el 16 de junio. 200 mil por ausencias, y una cifra parecida entre anulados y en blanco.

Naturalmente que Antonio Bonfatti y José Corral también pugnarán por enlazar a esos nuevos votantes, junto a los que se equivocaron este domingo -o anularon el voto ex profeso porque “las PASO no valen” -; y los que quizás por el mismo motivo votaron en blanco, y estén dispuestos a cambiar de idea el 16 de junio.

Además de los votos hacia los candidatos a Gobernador que quedaron por el camino (aún no se sabe cuáles) porque no obtuvieron el piso electoral del 1,5 % de votos del padrón.

Esos votos por conquistar, ¿son de centro derecha?, ¿de centro izquierda?, ¿quizás ciudadanos desilusionados con la clase política?, ¿ó atribulados por la situación económica?. ¿Cómo se los seduce?. Tienen una ventaja: ya vieron las cartas.

La revelación de la fecha: Amalia Granata

La panelista del canal nacional América y activa militante “pro vida” Amalia Granata, descolló con casi 150 mil votos en la categoría diputados.

A diferencia de María E. Bielsa, Granata pudo imponer su figura en la boleta única. Su frente UNITE, enemistado con ella hasta el punto de intentar en las próximas horas no permitirle seguir participando en las generales, ni siquiera le facilitó las claves para que pueda usufructuar de los segundos pagos por el Estado en radio y televisión.

Seguramente el 16 de junio obtendrá más votos, con lo cual provocará un verdadero desastre político entre los 22 aspirantes (peronistas, Cambiemos y la izquierda) que pugnarán por bancas en la Cámara de Diputados. Hoy ya se habría asegurado casi cuatro escaños.

A cara o cruz.

Decíamos en nuestra última columna que si el Gobernador Miguel Lifschitz quiere seguir tallando dentro del esquema de la “tercera vía” de Roberto Lavagna, no deberá perder la Provincia; más allá de su sobresaliente actuación en la categoría Diputados con lo cual seguramente sentará sus 28 candidatos. José Corral experimentó, dolorosamente, cómo la marca Cambiemos se devaluó para las candidaturas vernáculas provinciales como el peso argentino del 2017 para acá. La elección nacional de octubre será otra historia.

 “Recién nos están conociendo”, justificó el intendente de Santa Fe en la aciaga noche del domingo a manera de auto consuelo. ¿Logrará romper con la teoría del politólogo Rosendo Fraga, quien afirma que nunca los terceros ganaron una elección?. Para colmo de males, en su propia ciudad el FPCyS le asestó un duro golpe en la categoría intendente.

Finalmente Omar Perotti. Es su tercera apuesta a la gobernación. Nunca estuvo tan cerca. Su principal faena será conservar la mayor cantidad posible de los votos de María Eugenia Bielsa, quien no pudo imponer su particularísima manera de encarar una campaña: casi sola con su alma; apostando todo al pleno de la boleta única.

Después, el “piamontés de Rafaela” deberá seducir a la fastidiada, sensibilizada hasta la irascibilidad clase media, con su aire de liberal centro derecha; pero sin que ello le signifique “espantar” el voto centro izquierdista (básicamente kirchnerista) hacia el socialista Bonfatti.

El primer candidato a Diputado provincial Leandro Busatto será la garantía del “voto K” de Perotti, toda vez que su figura la asocia orgullosamente con la fotografía de Cristina Fernández y el recuerdo de Néstor Kirchner.

Ahí van rumbo al 16 de junio los tres experimentados gladiadores, sólidos cuadros políticos, en busca de la gloria o el destierro. Dos quedarán derrotados en el campo de batalla, y se abrirán impiadosas sucesiones en las pujas de poder interno partidario, en busca de nuevas estrellas que fulguren en el firmamento de cada fuerza política rumbo al 2023.

Algunas ya comenzaron a brillar este domingo.



shares