Estimaciones agrícolas 29 de mayo del 2019

Informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe: Finalizaron las cosechas de soja de primera y de arroz. Va lenta la siembra del trigo.

CLIMA y SUELOS
 
Período muy húmedo, con altos porcentajes de humedad ambiente, pocas horas de sol, alta nubosidad, niebla, lloviznas, precipitaciones de bajas intensidades y temperaturas medias diarias, conformaron el escenario de la semana. 
Bajo las condiciones enunciadas, el movimiento de equipos y cosechadoras fue muy lento y estuvo regulado su ritmo, prolongando así el progreso de la cosecha, dice el informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe. 
A similitud del período anterior, en los distintos departamentos se observó, que las actividades que se realizaban lo hacían con porcentajes de humedad de cierta importancia ya sea, en los suelos y en los granos, dejando áreas sin recolección por encharcamientos o con anegamientos, con el marcado de huellas, evidenciando un impacto y deterioro físico de los suelos. 
También, bajo estas condiciones ambientales la siembra de trigo estuvo regulada y muy lentificada, generando complicaciones en el proceso. Continuó siendo importante el trabajo de aplicaciones de herbicidas, para un eficiente control de malezas, particularmente en los departamentos del sur y centro, no así en los del norte. 
La intención de siembra estimada en este comienzo de campaña fue de unas 375.000 ha, con un incremento del orden del 4,5 a 5 % sobre el área sembrada en el período anterior. 
 
SOJA TEMPRANA
 
Fin de ciclo para el cultivo, campaña 2018/2019, con una superficie sembrada de 850.500 ha; una superficie cosechada de 840.000 ha. La superficie afectada por eventos climáticos  que no se trilló fue de 10.500 ha. El rendimiento promedio de la región fue 36,50qq/ha y la productividad final aproximada de 3.066.000 toneladas.
El SEA resume la campaña diciendo que los cultivos de soja de primera tuvieron un buen crecimiento y desarrollo inicial, pero que en el final del ciclo, los cultivares sufrieron complicaciones por los excesos hídricos.
En el ciclo, se registró un aumento de 8,5 qq/ha en el rendimiento promedio, en comparación de la campaña anterior que fue de 28 qq/ha.  
Los eventos climáticos y los excesos hídricos impactaron, fundamentalmente, en los tres departamentos del norte de la región.
 
SOJA TARDIA
 
El grado de avance de la cosecha fue del orden del 50 %, representando, aproximadamente, unas 251.250 ha, con un adelanto de 5 puntos intersemanal y un retraso de 12 puntos, en comparación a la campaña pasada, para el mismo período. 
El proceso de cosecha estuvo muy lento y condicionado por los altos porcentajes de humedad ambiente, como así también altos porcentajes de humedad de grano y condiciones de piso al límite, muy complicado el panorama.
El cultivo se encontró en un 50 % con estado bueno, con sectores o áreas muy buenas y lotes puntuales a excelentes, un 25 % en estado regular y el resto un 25 % en estado regular a malo, con impactos y consecuencias directas por los eventos climáticos sufridos. 
Este último porcentaje se observó muy complicado y compleja su realidad con la diyuntiva, de su cosecha o no. 
Los rendimientos promedios en los departamentos del sur fluctuaron entre 28 – 30 qq/ha mínimos y máximos de 40 – 44 qq/ha, con lotes puntuales de 48 qq/ha. 
Para los departamentos del centro los rendimientos mínimos fluctuaron entre 14 – 16 – 20 qq/ha, los máximos entre 38 – 40 – 42 qq/ha y en lotes puntuales de 45 qq/ha.
 
MAÍZ TOTAL(campaña 2018/2019)
La superficie sembrada fue de 184.500 hectáreas.
Unas 89.000 ha correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tendría dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino.
Otras 95.500 ha correspondieron a las parcelas sembradas en segunda instancia, denominado maíz de segunda o tardío.
 
Maíz temprano (de primera)
Campaña 2018/2019, la superficie sembrada fue de 89.000 ha; la superficie cosechada (grano comercial) de 66.700 ha, con un rendimiento promedio de 95,0 qq/ha y una producción de 633.650 toneladas.
 
Maíz tardío (de segunda)
Los cultivares con destino a grano comercial, continuaron su desarrollo y crecimiento normalmente, con muy buena a excesiva disponibilidad de agua útil en los perfiles de los suelos, sin inconvenientes, y con un estado sanitario de bueno a muy bueno, hasta la fecha.
En los departamentos del sur del área, San Martín y San Jerónimo se detuvo el proseco de cosecha, que muy lentamente había comenzado, como consecuencia de los altos porcentajes de humedad ambiente y de grano.
 
ARROZ
 
Fin del ciclo del cultivo campaña 2018/2019, con una superficie sembrada de 32.000 hectáreas y una superficie cosechada de 28.000 ha. El rendimiento promedio fue de 5.500 kg/ha y la producción de 154.000 toneladas.
El SEA resumen la campaña diciendo que la superficie sembrada fue igual a la campaña anterior, y que los arrozales tuvieron, inicialmente, un buen crecimiento y desarrollo. Luego, los eventos climáticos, excesos hídricos, inundaciones y la falta de luminosidad complicaron la campaña.
El resultado fue un rendimiento promedio inferior en 1.000 kg/ha y de 16.500 toneladas de producción menos, que la campaña anterior.
Para la zona arrocera fue una campaña complicada y con malos resultados.
A las condiciones y consecuencias mencionadas durante todo el desarrollo del cultivo, se sumaron:
  • Los bajos precios internacionales U$S 170/tn de arroz con cáscara, más el impuesto distorsivo de $ 4/U$S exportado,
  • La escasa a nula variación del precio a nivel local de $ 7,00/kg – $ 7,50/kg,
  • El gran problema y las dificultades en la logística del acarreo del grano a las plantas de secado, acondicionamiento y el traslado del cereal a los molinos, por el paso restringido en el corte de la ruta provincial Nº 1.

Todo lo enunciado conformó un panorama muy pesimista en el sector por falta de rentabilidad y la posible reducción del área en la campaña 2019/2020.
De no producirse cambios sustanciales, a los productores que no estarían integrados a la industria, les resultaría muy difícil la subsistencia.

 
ALGODÓN
 
Las actividades fueron prácticamente nulas en la semana debido a las condiciones climáticas.
En la zona Este algodonera, el avance de la recolección fue hasta la fecha de un 62 %.
Los rendimientos registrados en la zona fueron de 17 - 18 qq/ha en los mínimos y los máximos de 34 - 36 qq/ha.
En el área algodonera Oeste, sin cambios, continuó reflejando lo descripto en el informe anterior, no han cambiado las condiciones climáticas desfavorables y se mantuvo la imposibilidad de la realización de actividades específicas. 
La realidad muy compleja de por sí, sin actividades, pasó a pérdidas e inactividad que con el transcurso de los días se fue agravando y acentuando.
El proceso de cosecha logrado hasta la fecha fue del orden del 10 %, los rendimientos promedios mínimos fueron de 10 – 12 qq/ ha y los promedios máximos de 20/21 qq/ha, con partes de lotes puntuales de 25 – 26 qq/ha.
 
SORGO GRANIFERO
 
Nuevamente, se encuentra paralizado el proceso de cosecha como consecuencia de los altos porcentajes de humedad ambiente y de grano, inestabilidad climática, lloviznas y precipitaciones débiles, falta de piso y accesibilidad. 
En general, el cultivo se mantuvo en buen estado.
La cosecha presenta un avance del 60 % mostrando un adelanto de 5 puntos porcentuales con respecto a la campaña pasada, en similar período.
Los rendimientos promedios oscilaron entre 45 – 48 – 50 qq/ha, con minímos de 30 – 32 qq/ha y máximos de 54 – 56 qq/ha, sin variación con los enunciados en un comienzo.



shares