Según estudio de la BCSF llevamos quince meses de recesión

El Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe (CES) elaboró el Índice Compuesto de Actividad Económica de la Provincia de Santa Fe (ICASFe), correspondiente a abril de 2019. Éste arrojó una variación negativa de 0,1% respecto de marzo, resultando la parcial acumulada de -0,4% en los primeros cuatro meses del año. Por otra parte, la tasa interanual de actividad económica (abril de 2019 versus abril de 2018) fue de -6,8%.

Manifestaron un movimiento positivo las siguientes series: producción láctea 2,8%; molienda de oleaginosa, 2,5%, recursos tributarios, 1,7%, faena de ganado bovino y porcino, 1,1%, demanda laboral, 0,7%; consumo eléctrico industrial, 0,6% y consumo de cemento, 0,4%.  Con resultado neutro se presenta el rubro puestos de trabajo.

Las series con resultado negativo fueron las siguientes: venta de maquinaria agrícola, -0,2%; remuneraciones reales, -0,3%; ventas en supermercados, -2%; hidrocarburos consumidos por la agroindustria y de transportes, -2,9%; el patentamiento de nuevos vehículos, -3.0% y consumo de gas por parte de las industrias, -3,2%.

En cuanto a las perspectivas, el informe indica que “transitando quince meses de recesión, la actividad económica de la provincia de Santa Fe muestra un ritmo de caída interanual de 6,8% en abril de 2019. Esto implica que, a pesar de mantenerse firme, en los últimos cuatro meses se desaceleró un punto porcentual”, sostiene el CES.

“La descripción del desempeño particular de los indicadores que componen el ICASFe deja en evidencia que el sector agroindustrial podría liderar una instancia de recuperación. En tanto, la inversión y el consumo continúan en baja, en línea con la pérdida de poder adquisitivo que aún persiste por parte de los ingresos de las familias”, concluye.

 



shares