Estimaciones agrícolas 31 de julio del 2019

Informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe: Aún no se cosechó el 35% del maíz de segunda

CLIMA y SUELOS
Semana caracterizada por los altos porcentajes de humedad ambiente, nubosidad, lloviznas, nieblas, neblinas y precipitaciones de bajas intensidades y con duración de varias horas, en toda el área de estudio. 
Los montos pluviométricos fueron de cierta importancia para la época invernal y  fluctuaron entre 05 a 55 mm, con una distribución geográfica homogénea, siendo los departamentos del centro y del norte santafesino donde se registraron los mayores valores.
Dichas condiciones ambientales paralizaron el proceso de cosecha de maíz de segunda, pero favorecieron el crecimiento normal y óptimo desarrollo de los cultivares de trigo.
A días del inicio de un nuevo ciclo agrícola, de cosecha gruesa, campaña 2019/2020, el primer actor que intervendría sería el girasol, el cual a la fecha presentó una realidad muy calma, no despertando o reflejando el interés en repetir el área de siembra.
Los sondeos y relevamientos realizados mostraron indicadores tales como: bajo a medio interés, baja demanda de insumos, precios comerciales poco tentativos y rentabilidad acotada, todo lo mencionado llevaría a una intención de siembra inferior a la campaña 2018/2019, dice el informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.
 
TRIGO
Los cultivares continuaron su crecimiento y desarrollo sin inconvenientes, bajo condiciones ambientales óptimas: con buena a muy buena disponibilidad de agua útil en los suelos, temperaturas diarias medias a bajas.
Las precipitaciones de bajas intensidades y de montos pluviométricos considerables, generaron condiciones óptimas a excelentes para la presente campaña, por lo cual se observó un 97 % del cultivo en estado bueno a muy bueno con lotes excelentes, un 2 % en estado bueno a levemente regular y un 1 % en estado regular.
Se continuó detectándo en ciertas variedades, susceptibles a enfermedades, la presencia de mancha amarilla (Drechslera tritici-repentis) y roya de la hoja o anaranjada (Puccinia recondita), dicha situación fue de baja incidencia o escala.
Debería resaltarse -dice el informe- el rol e importancia del monitoreo y seguimiento continuo del cultivo en este período.
 
MAÍZ TOTAL(campaña 2018/2019)
La superficie sembrada fue de 184.500 hectáreas.
Unas 89.000 ha correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tendría dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino.
Otras 95.500 ha correspondieron a las parcelas sembradas en segunda instancia, denominado maíz de segunda o tardío.
 
Maíz temprano (de primera)
Campaña 2018/2019, la superficie sembrada fue de 89.000 ha; la superficie cosechada (grano comercial) de 66.700 ha, con un rendimiento promedio de 95,0 qq/ha y una producción de 633.650 toneladas.
 
Maíz tardío (de segunda)
Semana sin actividades, con el proceso de cosecha totalmente paralizado, aunque hubo un par de días con algunas horas soleadas al final de la misma. En toda el área de estudio las condiciones ambientales con altos porcentajes de humedad ambiente, lloviznas y precipitaciones condicionaron toda la recolección.
La semana pasada, la cosecha había avanzado lentamente y con porcentajes de humedad de grano entre valores de 16 y 18 %.
Con el transcurso de los días ya no se reflexionó, ante posibles costos de secado, sino la posibilidad de ingreso a los lotes y la concreción de la cosecha.
El estado sanitario del cultivo fue bueno, con leves manifestaciones de deterioro de granos, mazorcas caídas y presencia de hongos, con muy bajo impacto hasta el momento.
Los rendimientos obtenidos fueron los siguientes:
• En los departamentos del sur, el rendimiento promedio fluctuó entre 75 a 95 qq/ha, con lotes puntuales de 100 qq/ha,
• En los departamentos del centro, el rendimiento promedio fluctuó entre 60 a 80 qq/ha, con lotes puntuales de 95 qq/ha,
• En los departamentos del norte, el rendimiento promedio fluctuó entre 40 a 58 qq/ha, con lotes puntuales de 70 qq/ha.



shares