¿Por qué generan tantas expectativas estas paso nacionales?

Por: Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

En la práctica, salvo los 4 mil millones de pesos que costarán, las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias de este domingo 11 no deberían ocupar mayormente la atención de los ciudadanos, toda vez que el cometido de este sistema creado por los uruguayos en los años 90, adoptado por Santa Fe en el 2005 y copiado por Néstor Kirchner en el 2009 para evitar las supuestamente mañosas internas partidarias (y en el caso de Sta Fe eliminar la mañosa Ley de Lemas), hoy está bajo la lupa de su derogación por ineficaz: las fuerzas políticas ya decidieron quiénes serán sus precandidatos - candidatos para, en este caso, las generales del 27 de octubre.

¿Y entonces?; ¿por qué provoca tanta tensión emocional la elección de este domingo?. ¿Exageran quienes, desde cierta perspectiva de elite moral e intelectual, aseguran que comienza a delinearse un nuevo destino para el país, inclusive dentro del contexto mundial?. ¿Es una afiebrada elucubración de la clase política y gobernante?, ¿ó responde al verdadero sentir popular, que sospechamos mira otras variables menos elucubradas ?. ¿Definirán las PASO si habrá o no balotaje el 24 de Noviembre en función del resultado que obtengan las dos principales fuerzas en pugna: Juntos por el Cambio y Frente de Todos?.

Santa Fe fue elegida por uno de los Frentes (“De Todos”) para el cierre de campaña, toda vez que el reciente triunfo del peronismo después de 12 años de ausencia de poder, le insuflaría un especial espíritu triunfalista que esperan contagiar hacia el resto del país. Nuestra Provincia representa el 8,36 % del padrón electoral (junto con Mendoza, Córdoba y naturalmente Buenos Aires y CABA son distritos decisivos electoralmente).

Los expertos en la ya casi sobrenatural “técnica de recogida de datos para la investigación social”, según una definición de las encuestas, escudriñan de manera científica la intención de voto de la sociedad, desde aspectos sociales, culturales, sensitivos y hasta antropológicos si se quiere.

El nivel de ansiedad paranoica existente (que las antiguas, y no tanto, civilizaciones lo solucionaban consultando con brujos y adivinos varios) llegó al extremo de recibir en nuestra casilla de correo electrónico un trabajo publicado por “IDEIA Big Data (consultora brasileña de opinión pública), que a diferencia de las encuestadoras tradicionales de opinión pública, basa su relevamiento en función de IA para procesar y analizar determinados patrones sobre un cúmulo de información muy dispersa, absolutamente permanente e increíblemente abundante”. Esta empresa brasilera, asegura el remitente, “fue la única que anticipó el triunfo de Bolsonaro en Brasil y de Trump en USA cuando ninguna de las encuestadoras tradicionales los daban ganadores”. Obviamente no vamos a revelar el resultado adjunto con respecto de las elecciones de este domingo.

Made in Santa Fe

Nuestra perspectiva de análisis resulta, comparativamente con todo lo descrito, elementalmente rústica, porque sencillamente nos preguntamos: ¿cuánta gente que en las elecciones nacionales legislativas del año 2017 le otorgó el 37,78 % al por entonces Cambiemos, volvería votar este domingo a ese sector político (o sea “Macri”)?.

En esas mismas elecciones el peronismo representado por Agustín Rossi (¿se podría decir “Cristina”?) obtuvo el 25,85 %.

Dos años más tarde, el 16 de junio último en las generales provinciales, el peronismo con la figura de Omar Perotti se alzó con el 40,52 % para Gobernador. Ahora bien, en la categoría Diputados provinciales, encabezada por un auténtico representante del kirchnerismo, el PJ obtuvo el 17,59 %.

 Cambiemos obtuvo en la elección a Gobernador de este año un pálido 18,96%; mientras que el “provincial” FPCyS llegó al 36,34 %.

¿Son representativos estos guarismos provinciales en una elección de tinte nacional como la de este domingo?. Definitivamente no.

Entonces: ¿Por cuánto dividirán este domingo los votos del FPCyS del 16 de junio?. ¿Los sufragios de Perotti irán en su totalidad al Frente de Todos, o sea “a Cristina”?. ¿Es engañoso el magro resultado peronista de la categoría Diputados?. ¿Cómo ponderaríamos electoralmente el casi 38 % de hace dos años de Cambiemos, comparado con el 19 % último?.

Finalmente, ¿habrá cabida este domingo para vías alternativas a la instalada polarización, arteramente atizada por las dos principales fuerzas en pugna?. Sospechamos que el peligroso cometido de ambos contendientes con sus mensajes de extremismo casi religioso, solo contribuirá a ensanchar desdichadamente la brecha sociológica existente en Argentina.

Cualesquiera sea el resultado de este domingo, octubre o noviembre



shares