Perotti debera revelar el “plan b”

La media sanción de las Ley de Necesidad de Senadores tiene destino de archivo a más tardar el jueves 2 de abril. A partir de ahí, el Gobernador Perotti deberá poner en marcha su Plan B.

El Senado de la Provincia, tal como anticipáramos en estas líneas, le dio media sanción a la Ley de Necesidad con el voto de los 11 peronistas. El radicalismo presentó un proyecto propio, que por ser dictamen de minoría no prosperó, pero marchará rumbo a Diputados.

Previo a la sesión en una nerviosa conferencia de prensa, los senadores y diputados radicales cerraron filas en torno de su iniciativa. Para ese entonces se habían agotado las conversaciones con los peronistas; al menos con los peronistas “de Traferri”, los más predispuestos a negociar “algo”; los delfines del rafaelino Alcides Calvo ya habían recibido desde la noche anterior de la sesión la bajada de línea de la Casa Gris: “la negociación es en base al proyecto del gobierno, y no en base al proyecto de la oposición”.

Esta semana los diputados del FPCyS recibirán la media sanción, y como no tienen la mayoría agravada para rechazarla “in limine”, se enviará a plenario de comisiones para que pueda caer en el recinto el jueves 19, donde los 28 frentistas le darán media sanción al dictamen propio (el de los senadores radicales), que irá en segunda revisión a Senadores.

Una vez allí, los senadores peronistas el jueves 26 – con la inestimable colaboración de dos radicales rebeldes –con dos tercios insistirán con la media sanción del jueves pasado, que viajará otra vez a Diputados para morir el jueves 2 de abril.

La Ley de Necesidad tiene destino fatal. Eso lo sabe – al menos lo intuye – el Gobernador Perotti. ¿Y de ahora en más?: “iremos más lentos, pero con libreto propio”, resumió un referente de la Casa Gris; “tenemos 414 mil millones de pesos presupuestados para ejecutar”, definió el Senador Alcides Calvo.

Evidentemente si para muchos credos religiosos hay vida después de la muerte, con más razón habrá un nuevo comenzar para Omar Perotti. Al día siguiente de la finalización de la odisea Emergencia (versión 2019) o Necesidad Pública (transcripción 2020), el Gobernador pondrá en marcha el enigmático– aún para los propios “Plan B”; o lo que es lo mismo, manejarse con “lo que hay”, que según la oposición no es poco.

Parecidos pero diferentes

El mensaje – modificado – del Poder Ejecutivo prevé un endeudamiento – financiamiento-  por 39.925 millones de pesos para financiamiento de obras en municipios y comunas, cancelación de deuda flotante, cancelación deudas de la EPE, recomposición del FUCO, y otras afectaciones.

El dictamen radical le otorga 22.000 millones, de los cuales 9.000 millones de pesos irían para sostener congelamiento tarifas, boleto educativo gratuito y pago de deuda flotante; 5.000 millones para obras; 2.000 millones para pago deudas con municipios y comunas y 6.000 millones para asistencia financiera a municipios y comunas.

Crean, además, el Programa de salud por $ 2500 millones, el de desarrollo social por $ 2.500 millones y el de seguridad y servicio penitenciario por $ 1.500 millones.

Y lo más delicado políticamente al decir del diputado Fabían Bastía, avalado ante la prensa por el senador Felipe Michlig: “los valores y responsabilidad republicana son nuestro límite. Tenemos propuesta para ayudar gobierno provincial, municipios y comunas como nunca antes hubo. No a la facultades extraordinarias, inseguridad jurídica y tercerización de actividades propias del estado”.

“Esperamos el rápido tratamiento de la media sanción de Senadores con la suficiente madurez política por parte de la Cámara de Diputados, para beneficio de todos los santafesinos y en particular para quienes hoy más golpea la crisis por la que estamos atravesando”, auguró el Ministro de Gestión Pública Rubén Michlig.

De todos modos, si bien una de las resultantes de esta sangría política que comenzó a fines del año pasado y se extenderá probablemente hasta abril del actual, le permitirá a Perotti asegurar al Senado como barrera de contención política, que no sabemos si alguna vez estuvo en duda; por otro profundizará una brecha con la oposición frentista, que sería deseable no desestabilice, ya no la gobernabilidad, sino la institucionalidad.

Seguridad: el karma de Perotti

Con una novedosa construcción dialéctica, el gobierno transformó las protestas barriales en esta capital por la creciente e imparable ola de inseguridad y violencia, en un juego de judo: usar en beneficio propio lo que a priori sería una fortaleza del adversario. El mismísimo Gobernador, seguido por el Jefe de policía acreditaron los cacerolazos en la certeza, entre otros argumentos, de que los legisladores de la oposición sancionen la Ley de Necesidad que tiene un capítulo destacado en la problemática.

Pero resulta que las modificaciones impuestas por los propios senadores peronistas desvistieron las iniciativas esenciales propuestas por el Ministro Sain (lo demás son cuestiones presupuestarias que tienen solución), toda vez que no se autoriza a realizar cambios en la orgánica de la policía, tampoco pasar a disponibilidad si no es de acuerdo a la ley de la policía (o sea, lo que tiene hoy), no autoriza pasar a retiro obligatorio si no es de acuerdo a la ley de la policía (o sea lo que tiene hoy) ni a mover personal de otras áreas a seguridad o dependencias policiales sin la aceptación del empleado. “Me dejaron en tarlipes”, se le escuchó decir al Ministro de Seguridad.

Granata sintió el rigor de la política

La líder del espacio Somos Vida Santa Fe (¿próximamente Partido político?) Amalia Granata sufrió en carne propia haber perdido el 66 % de su bloque antes de arrancar su experiencia política parlamentaria. El socialismo le hizo saber que el cupo para los “celestes” en la Comisión de Acuerdos sería para el escindido Nicolás Mayoraz, titular del bloque Somos Vida y Familia, que de las seis bancas conquistadas indiscutiblemente merced al carisma de Granata, se quedó con cuatro.

Granata, se siente poco menos que humillada en su dignidad, debido a que obviamente si ella no hubiese encabezado esa patriada impulsada en su momento – y revitalizada ahora por el nuevo tratamiento de la legalización del aborto- el resto de los acompañantes, por su cuenta ni tan siquiera hubieran asomado la nariz electoralmente hablando. Pero la política tiene su propia dinámica y códigos, que la novel diputada conoció a sangre y fuego.

La líder celeste está siendo acompañada en su reclamo por el titular de la bancada – unipersonal dentro del bloque PJ – Cien por Ciento Santafesino Oscar “Cachi Martínez, quien tampoco se sintió representado en la Comisión de Acuerdos, y amenaza con judicializar la cuestión.

¿Nacerá una nueva fuerza política en Santa Fe?

Dejaremos para un análisis más profundo el “experimento San Guillermo”, que funcionó electoralmente el fin de semana pasado a manera de laboratorio político de cara al futuro, que intentan crear Mario Barletta, Miguel Lifschitz y, porque no, el PRO de Federico Angelini. El socialismo este fin de semana en su congreso de Rosario bajo la presidencia de Antonio Bonfatti abrió, con sus condicionamientos ideológicos, algunas puertas.

Mientras tanto, días aciagos se viven en la República Argentina. Algo no muy agradable se está gestando debajo de la corteza política y social. Afortunadamente hay quienes ya lo advirtieron; y solo les cabe orar.



shares