El gobierno provincial cito al presidente de Vicentín

Por: Darío H. Schueri

 

A pedido del Gobernador Omar Perotti, los Ministros de la Producción Daniel Costamagna, de Gestión Pública Rubén Michlig y el Secretario de Justicia Gabriel Somaglia, se entrevistaron esta semana con Daniel Buyatti, presidente de la agroexportadora Vicentín.

 

La charla tuvo lugar 24 horas después que el Dr. Somaglia conminara al juez Civil y Comercial de Reconquista Fabián Lorenzini, a que deje sin efecto la resolución del viernes pasado de reponer al directorio, debido a que “no es ajustada a derecho”, observando que si el magistrado no revisa su posición, la provincia irá “subiendo en las instancias (judiciales) para poder revertir lo resuelto”.

Y que la titular de la inspectora General de Personas Jurídicas de la provincia, Dra. María Victoria Stratta atacara directamente la resolución de Lorenzini afirmando que “es un conjunto de contradicciones; confunde conceptos jurídicos y contiene valoraciones infundadas”.

Ambos funcionarios tuvieron como objetivo que el Juez dé marcha atrás con la resolución del pasado viernes, mediante la cual reponía en sus funciones a los 13 directores de la empresa, desplazados por dos interventores nacionales hacía una semana. Tanto Stratta como Somaglia insistieron en que se destituya al directorio, dando paso a una nueva intervención – en este caso dentro del concurso – con la presencia inclusive de un tercer interventor propuesto por el gobierno de la Provincia.

Inclusive el mismo día en que se invitaba al presidente de la compañía para conversar con los funcionarios, María Victoria Stratta titular de la Inspección General de Personas Jurídicas, denunciaba – sin citarlos-  en el matutino rosarino La Capital, que al menos cuatro directivos de la firma enajenaron bienes a principios de año, en el marco del proceso concursal.

El cónclave entre Daniel Buyatti y los tres funcionarios provinciales tuvo como motivo central – según trascendió en La Nación – transmitirle al presidente de la firma la idea del gobernador de "rescatar" a la empresa "sin necesidad de expropiarla", y que el objetivo era " buscar una salida consensuada dentro del concurso de acreedores".

Cuando le preguntamos a otros directores de la compañía el resultado de la reunión, nos remitieron al siguiente párrafo del artículo del Diario: “voceros de la empresa Vicentin le bajaron expectativas al encuentro, que el gobierno lo mostró como un avance al trabajar en la apertura de un canal de diálogo con la agroexportadora. "La empresa sigue en la misma postura: el directorio de Vicentin debe seguir al frente de la administración de la firma, como decidió el juez Civil y Comercial Fabián Lorenzini" , señalaron”.

Un director de la firma consultado por nuestro Diario nos hizo notar que “Vicentín es una empresa privada, y estamos dentro de un proceso concursal, regulado por la Ley de Concursos y Quiebras, que es donde se debe resolver la cuestión; y hay un Juez que lleva adelante el Concurso y tres Síndicos que controlan el proceso”.

“Fue una buena reunión, pero es un camino largo y no sabemos qué puede pasar” sintetizó uno de los presentes del Poder Ejecutivo. También pudimos saber que el gobierno ya no presionará más (como corresponde, por otra parte) al Juez de la causa Fabián Lorenzini, quien por estas horas debe dictaminar sobre la presentación de la IGPJ, solicitando la intervención de la sociedad “conforme a las facultades que dicho organismo posee en los términos de la Ley Nacional General de Sociedades”.

¿Cuál fue entonces el motivo de semejantes contradicciones políticas-institucionales?. ¿Para qué llamar a conversar a quien se pretende correr del medio?.

Otra dato no menor, que pudimos recabar, es que la reunión no debía trascender; pero se filtró, y nada menos que en un medio nacional: La Nación. ¿Se buscó con ello que “alguien” en Capital Federal leyera que el gobierno santafesino – como lo venía haciendo hasta días antes del DNU presidencial – encamina una salida sin necesidad de enviar al Congreso el proyecto de ley de expropiación de la empresa?.

Solo el humor de la persona destinataria de dicha movida del martes, decidirá si le otorgan al gobierno de Omar Perotti el tiempo que considere necesario y suficiente, para retomar el diálogo con Vicentín y los posibles interesados en insuflarle fondos a la empresa, entre ellos la poderosa y acreedora ACA con quien conversa el gobierno santafesino.

La taba está en el aire, dice el refrán criollo.



shares