¿El peronismo quiere marcar la agenda electoral 2021?.

Por: Darío H. Schueri

 

Después que el El Gobierno nacional analizara la posibilidad de suspender las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias- PASO -  de 2021, cuando se deban realizar elecciones parlamentarias en todo el país, por estos pagos de Garay el Gobernador Omar Perotti se puso en sintonía y declaró que “podríamos dejar de lado las PASO” (provinciales, en las que hay que elegir 12 a 14 intendencias, comisiones comunales y concejalías) debido a que “que va a ser un año difícil (el 2021), como continuidad del que estamos viviendo, que ha sido muy duro, y no tenemos claro el cual va a ser el marco epidemiológico en el que nos vamos a desenvolver”

 

 

El Gobernador santafesino después aclaró que era solo una opinión personal que requeriría de un diálogo con todas las fuerzas políticas y sus representaciones parlamentarias”. Más tarde, y viendo la repercusión -negativa en líneas generales- que tuvo la idea, les dijo a los propios que no hablaría mas del tema “para que no se malinterprete y digan que el Gobernador quiere bajar las PASO”.

Pero el misil ya tenía una trayectoria prefijada: instalar el debate en el arco político donde, con excepción de quienes integran Partidos pequeños, el resto de las fuerzas se manifestaron abiertamente en contra.

Faltaba saber cuál sería la ojiva: ¿con qué sistema se elegirían los candidatos?. Elecciones internas no podrían ser por los mismos motivos que se quieren evitar las PASO: movimiento de gente; grandes asambleas o congresos partidarios, tampoco por idénticas razones. A “dedo entre cuatro paredes”, como dijera Alejandro Boscarol (UCR en JxC) sería “debilitar la democracia”. ¿Y entonces?.

Fue el propio titular –reelecto- del Partido Justicialista Ricardo Olivera, quien cargó la ojiva nuclear (según él, sin saber que un portal porteño había puesto en boca del propio Gobernador Perotti – desmentido por el Primer Mandatario – regresar a la Ley de Lemas): “podríamos pensar en una Ley de Lemas acotada”, señaló Olivera, inspirándose quizás en los “neolemas”, opción original de Eduardo Duhalde en el año 2003, que consistió en habilitar a todos los aspirantes peronistas a competir en las elecciones generales, sin sumar sus porcentajes al final del escrutinio.

¡Otra vez ardió Troya!, y una vez más el Gobernador Perotti tuvo que decirle a los propios que desactivaran esas ideas.

Pero el misil ya había salido. Los cruces de twit fueron incesantes este miércoles, y hasta generaron escaramuzas entre peronistas y radicales, con acusaciones cruzadas sobre la sanción de la Ley de Lemas y quienes la apoyaron en su momento.

El Secretario Adjunto del Partido Socialista Rubén Galassi, ironizó: “como las elecciones (PASO) deberían ser en Agosto, ya para ese entonces tendremos hasta una vacuna guatemalteca”. "No hay que imaginar o poner en laboratorio esas ideas, ni repetirlas alegremente", se escuchó decir dentro del radicalismo NEO, interpretando de alguna manera el sentir del resto de las fuerzas políticas.

Mientras tanto, comenzó la dura batalla por el presupuesto 2021 (que ingresó por Senadores donde el peronismo tiene mayoría) pero promete un ríspido debate en Diputados. ¿Estará dispuesto el FPCyS a votarlo si no es viable?.

 



shares