Índice Compuesto de Actividad Económica de la Provincia de Santa Fe correspondiente al mes de noviembre de 2021

Leve incremento de la actividad económica.

El índice Compuesto de Actividad Económica de la Provincia de Santa Fe (ICASFe) registró en noviembre pasado, una variación positiva del 0,1% respecto del mes anterior.

El Centro de Estudios y Servicios de la BCSF que lo elabora, indica en el informe respectivo que “la recuperación continúa transitando una etapa deprimida”. La tasa interanual de actividad económica provincial (noviembre de 2021 versus noviembre de 2020) fue de 3,0%. La variación acumulada en los once meses del año pasado, se estima en 3,1%.

En noviembre de 2021, ocho de las catorce series representativas de la actividad, presentaron variaciones mensuales positivas. Estas fueron: venta de maquinaria agrícola, 4,2%; molienda de oleaginosa, 2,8%; patentamiento de vehículos nuevos, 2,0%; faena de ganado bovino y porcino, 1,4%; producción láctea, 0,9%; remuneraciones reales, 0,6%; puestos de trabajo, 0,3% y consumo de cemento, 0,1%.

Las que tuvieron un resultado negativo fueron las siguientes series: demanda laboral, -0,1%; recursos tributarios, -0,2%; consumo de energía eléctrica industrial, -0,5%; ventas en supermercados, -0,8%; consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, -1,6% y consumo de gas industrial, -0,3%.

El informe destaca, sin embargo, las variaciones positivas interanuales del consumo de hidrocarburos por parte de la agroindustria y el transporte del 12,6%; de la energía eléctrica por parte de la industria del 16,3% y el consumo de gas industrial del 17,4%.

En cuanto a las perspectivas, el informe del CES sostiene que: “la recuperación actual de la actividad económica de la provincia de Santa Fe acumula dieciocho meses de duración (junio 2020-noviembre 2021).

“Esta recuperación está compuesta por dos etapas bien marcadas. La primera se sucede entre junio de 2020 y abril de 2021, durante la cual el ICASFe registró un incremento acumulado del 9,2%; y la segunda entre mayo y noviembre últimos, siete meses en los que la variación neta fue prácticamente nula.

“En este sentido, consigna el CES, estamos en presencia de una recuperación deprimida, que en una primera etapa logró recuperar la abrupta caída registrada hacia fines de 2019 y comienzos de 2020, agravada por el contexto de pandemia. Luego, en un contexto macroeconómico adverso, perdió fuerza retomando la tendencia de estancamiento propia de la última década”



shares