Informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe al 22 de febrero del 2022

Los rendimientos de la cosecha reflejaron las condiciones del clima.

El maíz temprano fue el segundo de los cultivos de la campaña gruesa, que comenzó a cosecharse mediante un proceso de recolección normal pero lento, regulado por los porcentajes de humedad de grano y la debilidad de la estructura de las plantas o la fragilidad de los tallos, consecuencias del período climático extremo de fines de diciembre de 2021, más los dieciséis días de enero de 2022 sin precipitaciones y con elevadas temperaturas, superiores a los 40 ºC.
Por ello, en los distintos departamentos santafesinos y de acuerdo al estado de los maizales se determinó su recolección anticipada, en algunos casos con 1 - 1,5 a 2 % de humedad superior a la óptima, evitando así, mayores pérdidas por vuelco o caída de las plantas ante la acción del viento, dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, correspondiente al período comprendido entre el 16 y 22 de febrero de 2022, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.
La variación y la amplitud de los rindes que oscilaron desde 7 a 90 qq/ha, en casos excepcionales, estuvieron dadas por un conjunto de variables, tales como: condiciones de los suelos, manejo de los lotes, cultivo antecesor, fecha de siembra, variedad de semilla seleccionada y paquete tecnológico adoptado, pero por sobre todo, la irregularidad y distribución geográfica de las lluvias, que originaron situaciones climáticas complejas.
El grado de avance de la trilla hasta la fecha fue del 35 %, con un adelanto de 33 puntos porcentuales, en comparación a la campaña pasada.
Los rendimientos promedios mínimos y máximos logrados hasta la fecha, en las diferentes áreas fueron:
a) Norte: departamentos Nueve de Julio, General Obligado, Vera y norte de San Javier, entre 7 - 9 a 12 qq/ha hasta 35 - 40 a 50 qq/ha, con lotes puntuales de 60 a 65 qq/ha,
b) Centro: departamentos San Cristóbal, San Justo, Castellanos, Las Colonias y La Capital, entre 20 - 25 a 30 qq/ha hasta 30 - 35 a 45 qq/ha, con lotes puntuales de 50 a 65 qq/ha, y
c) Sur: departamentos San Martín y San Jerónimo, entre 24 - 28 a 32 qq/ha hasta 40 – 45 a 55 qq/ha, con lotes puntuales de 75 qq/ha.
 
Clima
Los montos pluviométricos registrados fluctuaron entre mínimos de 01 a 02 mm con máximos de 08 a 10 mm y en lugares muy puntuales, alcanzaron los 20 mm.
Continuó siendo muy crítica la situación en el área centro – norte del departamento General Obligado, desde el distrito Avellaneda hacia el norte, en el límite con la provincia del Chaco y el departamento Vera, desde el distrito Garabato hacia el norte, donde no se registraron lluvias y la modificación del estado de la cosecha gruesa fue escasa o nula.
Para el intervalo comprendido entre el 23 de febrero y el 01 de marzo, los pronósticos prevén desde su inicio, estabilidad climática, soleado, temperaturas diarias en ascenso, situación que a mediados del jueves 24 comenzaría a variar con aumento de la nubosidad, inestabilidad climática, altas probabilidades de precipitaciones, dicho panorama se extendería hasta inicios del martes 01. A posteriori, estabilidad climática, buen tiempo, hasta el final del período, en todo el territorio de estudio. Las temperaturas fluctuarían desde mínimas de 12 a 25 ºC y máximas de 23 a 37 ºC.
 
Girasol
El proceso de cosecha del girasol tuvo continuidad con ritmo lento pero sostenido, en los últimos lotes de los departamentos del noroeste, centro y sur del área de estudio. El período de recolección de la oleaginosa, durante la campaña 2021-2022, se demoró y amplió, por la prolongación de la fecha de siembra, como consecuencia de la irregularidad geográfica de las precipitaciones ocurridas.
Hasta la fecha presentó un grado de avance del 95 %, progreso intersemanal de 10 puntos y un adelanto de 7 puntos porcentuales, en comparación a la campaña pasada.
Los rendimientos promedios mínimos o máximos logrados se mantuvieron sin variación hasta la fecha y en los diferentes departamentos fueron:
a) General Obligado, Vera y norte de San Javier, de 9 – 11 a 13 qq/ha, de 28 a 30 qq/ha con lotes puntuales de 34 qq/ha,
b) Nueve de Julio y San Cristóbal de 8 a 10 qq/ha, de 25 a 28 qq/ha con lotes puntuales de 31 qq/ha,
c) Las Colonias, San Justo, La Capital y Castellanos de 10 a 13 qq/ha, de 26 a 30 qq/ha con lotes puntuales de 33 qq/ha y
d) San Martín y San Jerónimo de 9 a 11 qq/ha, de 26 a 28 qq/ha con lotes puntuales de 32 qq/ha.
El sector productivo continuó manifestando inquietud por la numerosa presencia de palomas o cotorras, que afectaron y afectarían los capítulos.
 
Maiz temprano
Condiciones de estabilidad reinaron la mayor parte de la semana, días secos y temperaturas elevadas permitieron que avance el proceso de recolección del maíz temprano. Lo que se observó particularmente en los departamentos del norte y centro – este del SEA, mientras que en los del sur hubo muy poco movimiento de equipos y cosechadoras, situación que se revertiría en las próximas jornadas.
Por lo tanto, se incrementaría el ritmo y aumentaría la superficie cosechada, ante lo cual se estaría en plena recolección del maíz y se cuantificaría concretamente el real impacto que tuvo el clima, fundamentalmente en las etapas finales del desarrollo de los maizales y por la heterogénea reacción al cambio, que manifestó cada lote. La sanidad de los sembradíos se encontró muy bien, sin presencia de insectos ni de enfermedades.
 
Algodón
El estado de los algodonales continuó siendo muy variable a nivel general, debido a las precipitaciones ocurridas en cada zona, siendo los más perjudicados los de la parte norte de los departamentos General Obligado y Vera, en los que las pérdidas se incrementaron con el transcurso de los días y llegaron a situaciones irreversibles el 95 a 100 % de ellos.
Los mayores daños ocurrieron en el número de cápsulas retenidas, la caída prematura de las hojas, escaso crecimiento y generación de estructuras reproductivas.
Además, se aceleró puntualmente el proceso de apertura de las cápsulas, por lo que, como medida agronómica, se realizaron aplicaciones de reguladores de crecimiento con dosis completas, para la interrupción del desarrollo de las plantas y así, la posible retención, para su futura cosecha durante los próximos días.
En los lotes, donde se perdió toda la carga, como última opción, se los dejó a la espera de lluvias, para la posible generación de nuevas estructuras reproductivas, reiniciándose el ciclo, prolongándose su recolección hasta los meses de junio o julio, siempre que las condiciones climáticas lo permitan, con todo el riesgo que implicaría el manejo de la influencia del picudo algodonero.
 
Soja de Primera
Período donde dominó la ausencia de importantes precipitaciones y con temperaturas medias a altas, por lo que se observó disminución de humedad en los suelos y variaciones en el desarrollo de la soja temprana.
Un 80% de los cultivares se encontró en estado bueno a muy bueno y algunos lotes excelentes, como consecuencia de los cambios en las condiciones climáticas que generaron las lluvias de mediados hasta fines de enero.
En el 20 % restante del área implantada, el impacto de la ausencia de precipitaciones y el elevado régimen térmico durante los primeros 16 días del año, dejaron indicadores muy marcados, tales como, limitaciones en el crecimiento de las plantas, amarillamiento o marchitamiento de las hojas basales y en lotes puntuales, la pérdida de ejemplares por mortandad, realidad irreversible.
 
Soja de Segunda
Se observaron variaciones en los lotes de la soja tardía, como consecuencia de la ausencia de precipitaciones de importancia y el déficit hídrico, que incidieron sobre el cultivo. Un 60 % de los sojales se encontraron en buen a muy buen estado, con buen desarrollo de las estructuras de las plantas y en un importante número de ellos, se llegó a los cierres parciales o totales de los surcos.
Un 25% reaccionó más lentamente, dadas las precipitaciones irregulares o la etapa fenológica en que se encontraban y el 15% restante continuó en situación irreversible, con pérdida por mortandad, especialmente en los sembradíos con limitaciones edáficas en sus suelos.
 
Maiz tardío
En los distintos departamentos del SEA, el maíz tardío o de segunda, presentó estados muy variables, condicionados por la realidad climática en la cual se desarrollaron.
Los maizales manifestaron gran amplitud de estados vegetativos, por lo que se encontraron desde muy buenos o excelentes a malos, incluso en un mismo departamento, situación que se detectó en toda el área de estudio.
Un interrogante que se seguiría monitoreando y evaluando, sería la incorporación de tecnología.
 
Agua útil
En la superficie total del área de estudio del centro norte santafesino, constituida por los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, San Justo, San Javier, Garay, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, la disponibilidad de agua útil en los primeros 20 cm de los suelos cubrió en forma irregular las necesarias demandas de los sembradíos, según los estadios fenológicos de cada uno de ellos.
En el centro – norte del departamento General Obligado, desde el distrito Avellaneda hacia el norte, en el límite con la provincia del Chaco y el departamento Vera, desde el distrito Garabato hacia el norte, fueron áreas que no recibieron precipitaciones hasta el momento del cierre del informe, por lo que no se concretaron en los distintos perfiles, las recargas suficientes de agua.



shares