Se viene una semana tormentosa

Por: Darío H. Schueri

 

La escasez de gas oil y el pago de la deuda Nación-Provincia, sin descontar la evolución del caso Vicentín, junto con los complejos armados políticos harán de ésta otra semana intensa.

 

Comunas peronistas piden “ser tenidas en cuenta”

 

Bajo la prolija fachada de un plenario institucional, el Foro de presidentes de comunas peronistas Pueblos Libres, junto con concejales y miembros de minorías comunales (“la fuerza de los territorios” tal su nombre de batalla), llevaron el viernes pasado al funcional hotel de ATE al gabinete de Omar Perotti y legisladores de todas las líneas políticas del PJ, para escuchar sus acciones de gobierno, pero también para marcarles la cancha: acá estamos, estos somos, de nosotros dependen ustedes para ganar, y básicamente: no nos dejen afuera – como siempre, se resignan – a la hora de los armados de listas.

Esta gente tiene un dilema existencial: la mayoría forma parte de la línea interna del Gobernador Hacemos Santa Fe. Pero también hay titulares comunales (después vendrán los intendentes PJ y sus concejales) que tienen simpatía con otros sectores: el rossismo, el Evita o la mismísima Cámpora, porque no. Pero a la hora “del armado”, la birome estará en La Gris (ocurrió el año pasado con la interna nacional) y lo más probable es que allí se terminen los guapos (y guapas).

Marcos Corach no es el mejor defensor que tiene el gobierno de Perotti, más bien tiende a enturbiarlo todo cuando hace declaraciones, definitivamente la dialéctica pública no es su fuerte; pero es un armador - y disciplinador interno-  imprescindible (para eso Omar Perotti lo trajo desde Rafaela) y el viernes hizo de manera impecable su trabajo: abarajó en el aire a los asambleístas: “vamos a discutir política, para eso estamos acá. Este espacio tiene que fortalecerse y crecer”, les puso en claro con tono de voz “cancheramente amigable”, pero firme.

Traducido al griego político básico: Marcos Corach les recordó que a la hora de los bifes todo lo que escucharon de los ministros, es para respaldar al precandidato del Gobernador en una PASO (que con seguridad habrá en el peronismo, a diferencia del 2019). Lo demás, es pintoresquismo y folklore.

Más temprano que tarde el Gobernador deberá blanquear la figura de quien sea su precandidato/a gobernador/a. El viernes notamos que la incertidumbre cunde y envalentona.

 

Deuda Nación – Provincia: el round definitivo en un momento clave: el armado político

 

Los senadores radicales advirtieron hace dos semanas que el pago en bonos en pesos (CER+tasa) de la deuda de 150 mil millones de pesos que el gobierno de Santa Fe pactó cobrar del gobierno nacional, era una oportunidad precisa para hacer notar que si no pasa por el parlamento será inconstitucional, debido a que si dicho pago no es de contado y en dinero, implicará que la Provincia estará dando crédito y/o aceptando medios de pago, cuyo poder cancelatorio depende de la voluntad del acreedor, remitiéndose al artículo 55 inciso 11 de la Constitución Provincial.

El Gobernador Omar Perotti les respondió que “se está cumpliendo un fallo judicial y que eso no requiere el aval de los legisladores, solo presentar el acuerdo (Nación- Provincia) ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para dar claro cumplimiento al acuerdo de las partes que la sentencia establece”.

En tono político, desde el gobierno traducen: “quieren desacreditar el logro de haber conseguido el pago; van a decir que tiene que ser en efectivo y todo junto y condicionar el destino de los fondos y que los apruebe la legislatura”.

La oposición responde, también en modo político: “Perotti hizo la jugada que se esperaba: se compra el problema de agarrar malos papeles por poca plata, y le deja el discurso a la oposición que no pagará los costos”.

Precisamente los radicales pergeñaron, junto con la cátedra de Derecho de la UNL, un foro debate sobre la cuestión para este jueves, con panelistas de distintas extracciones políticas, y la presencia en las gradas de todos los sectores que componen el abanico opositor: una muestra gratis del trabajoso “frente de frentes” para propios y extraños.

 

Gas oil y Vicentín: una molotov política peligrosa

 

La falta de gas oil y su consecuencia en el abuso del precio del poco que hay, junto con la demora en llegar la resolución del corte con biodiesel (y los barcos con el combustible importado) junto con la sospecha de que La Cámpora (que maneja YPF) propicia el aumento de ese combustible para “hacer caja”, ponen al país al borde de un quiebre muy peligroso.

El diputado nacional Roberto Mirabella responsabilizó al gobierno nacional por no actuar a tiempo y planteó que una solución es aumentar la producción de biocombustibles: “Santa Fe produce el 80% del biodiesel del país”, destacó. 

“Desde principios de años venimos avisando que iba a faltar gasoil. De hecho, cuando el presidente de la Nación visitó Las Parejas en marzo un tema de conversación fue el faltante de gasoil”, protestó.

La Mesa de Enlace santafesina pidió la renuncia del Secretario de Energía

Darío Martínez  por la falta de “un insumo elemental e indispensable para la producción y el transporte y la afectación de actividades productivas (cosecha de maíz, siembra de trigo y remisión de soja a puertos)”, asegura.

El Caso Vicentín, ahora tomado por la propia Corte Suprema de Justicia de la Provincia, envalentonó a quienes desde siempre pugnaron por el control estatal de la cerealera-procesadora de granos, soja principalmente, y que tuviera en junio del 2020 en vilo al país en plena pandemia.

Hoy, azuzados por el propio Presidente de la Nación Alberto Fernández, un amplio espectro del arco político y sindical agita la teoría de la estatización de Vicentín. Otro dolor de cabeza para el gobierno de Omar Perotti, quien hasta ahora solo se limitó a decir en boca de su Secretario de Justicia Gabriel Somaglia, que el gobierno “va a estar muy expectante de esta situación y de lo que resuelva la Corte con el voto de sus seis ministros”; es decir, una vez que la Corte escuche al juez y al acreedor (que pidió la intervención de la Corte), “decidirá si se avoca o no, si debe reencauzar el proceso o todo continúa por sus carriles”.

 

Perotti y su sempiterno equilibrio

 

Omar Perotti, aduciendo cuestiones de agenda (que naturalmente nadie creyó), no participó de la reunión de gobernadores del viernes en el Chaco, que había sido convocada originalmente para discutir el futuro de la hidrovía.

Después del almuerzo se nuclearon representantes de 14 provincias para firmar un acta constitutiva de una nueva liga de gobernadores, y plantear demandas a la Casa Rosada, con eje en la lucha contra la inflación, el faltante de gasoil y el traspaso de los planes sociales.

Pero lo más curioso es que Perotti tampoco adhirió al documento que firmaron los 14 gobernadores presentes y otros tres que no pudieron ir, pero que pidieron rubricar su firma.



shares