Cristina pone en vilo al país

Por: Darío H. Schueri

 

Sólo se entiende la afiebrada escalada movilizadora del kirchnerismo en la firme decisión de su indiscutida líder Cristina Fernández de Kirchner, de detener el juicio en su contra, que este lunes 5 reanudará con los alegatos de las defensas de los 13 imputados. De otra manera no se explica que a un año de las elecciones nacionales se genere semejante alboroto que pone en vilo a un país, a punto tal que la suerte de los argentinos depende de la paciencia de los porteños.

 

 

La pregunta es: ¿cómo mantener la llama encendida sin que se produzca un incendio generalizado, en un campo social que presenta condiciones objetivas favorables para ello?. ¿Hasta cuando la estoica actitud de los ciudadanos porteños (porque en el resto del país literalmente “no pasa nada”) soportará las afrentas diarias del ejército militante K que atribulan sus vidas?. Nadie lo sabe. Pero se presiente.

Los gobernadores de Mendoza y Jujuy no adhirieron al absurdo feriado nacional decretado por el Presidente de la Nación, por el fallido intento de homicidio agravado (no existe la figura del magnicidio en el Código Penal argentino) contra la Vicepresidente.

En Santa Fe el Gobernador Perotti no tuvo más remedio que consentir por ser del mismo signo político que la administración nacional. El día anterior del suceso habían desembarcado en Tostado tres ministros del gabinete nacional, y ése mismo día el secretario de comercio.

La pregunta es: ¿hasta cuando Perotti le llevará el apunte a las exigencias del gobierno nacional en favor de CFK que seguramente se agudizarán?. Respuesta: hasta que vea las encuestas. Nadie se suicidará políticamente por CFK. Pasó hace dos semanas cuando solo 33 jefes comunales y municipales del PJ (sobre más de 100) firmaron una solicitada en respaldo a “la jefa”, a horas de que el Fiscal Luciani dé a conocer el pedido de condena.

 

Se presentó en sociedad Juntos por el Cambio. Ya hay chispazos internos

 

El barlettismo que forma parte de Juntos por el Cambio, dio a conocer este sábado un documento mediante el cual pasan factura por derechos de autor a la hora de sostener la inclusión en el frente de frentes de los intendentes Pablo Javkin, Emilio Jatón (y el socialista Alberto Ricci, intendente de Villa Gdor Gálvez) que nadie niega en el radicalismo, comenzando por el propio presidente Felipe Michlig.

Precisamente, con esos tres intendentes junto a prominentes dirigentes del socialismo (al menos de uno de los espacios, el “bonfattismo”) el barlettismo cenó hace un par de semanas en esta capital.

¿Y el “corralismo”, qué onda?. Solo se sabe que tiene muy buenas migas con el “pullarismo”.

El radicalismo se apresta a sumergirse en una azarosa lucha intestina por el manejo del poder, dentro de Juntos por el Cambio y el armado del incierto frente de frentes; ¿mientras el resto de las fuerzas que componen Juntos por el Cambio observarían desde la puerta?.

El miércoles pasado, luego de la reunión constitutiva de la Mesa Provincial de Juntos por el Cambio, el aroma percibido por la prensa en el salón donde tuvo lugar el concilio no era de rosas, más bien de amoníaco. Salvo el radicalismo en la expresivamente optimista figura de su presidente Felipe Michlig, las seis fuerzas restantes hacían diplomáticos esfuerzos, más o menos disimulados, para digerir en cámara un “frente de frentes” con el socialismo adentro, y otro nombre que no sea Juntos por el Cambio.

Tal como opina, en esto al unísono, el arco socialista, el tiempo (y ahora los acelerados acontecimientos nacionales) irá a acomodando las piezas. Y sobremanera cuando las encuestas perfilen dentro de Juntos por el Cambio qué personaje comienza a despegarse hacia la Casa Gris. El poder suele ser un gran sintetizador de ambiciones encontradas.

 

¿Y el peronismo?

 

La agrupación “perottista” Hacemos Santa Fe, que promueve sin admitirlo abiertamente la precandidatura a gobernador de Roberto Mirabella, realiza plenarios departamentales con absoluto perfil bajo, y no tienen previsto aún una movida provincial.

El presidente del Partido Ricardo Olivera dice que Rosario fue el puntapié inicial de las reuniones partidarias departamentales que tienen programadas hasta fin de año (continuarán con Gral Obligado); “la idea es que el PJ vaya al territorio, trabajar con los referentes locales, es la mejor forma de conocer qué está pasando, como hicimos en el 2019 que desembarcó en el triunfo de Omar Perotti”, sostiene.

 

Mientras todo esto sucede, Omar Perotti se enfrentará a un severo desafío político institucional, casi preelectoral: el sueldo de los empleados públicos.

 

Nota de la Redacción: Se viene el “dólar soja”.

 

 

Antes de partir de viaje a Washington este lunes, Sergio Massa realizará anuncios sobre cambios en la liquidación del llamado "dólar soja"

 

El analista económico rosarino Salvador Distéfano twitteó: “A prepararse que se viene el dólar soja a $ 200, y aprovechar a comprar dólar bolsa, comprar insumos y arreglar las cuentas pendientes, si podes arregla tu casa y salí a pasear con la patrona”.

Para el Ministro de la Producción Daniel Costamagna: “es un (valor) dólar que permite desde el punto de vista financiero saldar deudas con insumos, créditos, adelantar compras vinculadas a la siembra de la cosecha gruesa (maíz - soja) comprando fertilizantes, agroquímicos con mejores precios. También adelantar alguna inversión en bienes de capital.

Lo importante es que el precio llegue efectivamente al productor, y para eso nuestro gobierno va a tener una presencia muy activa”.

El director del distrito 6 Santa Fe,  de la Sociedad Rural Argentina Guillermo Cullen se pregunta “¿por qué un dólar diferencial para la soja y no para otros productos?; y pone en duda su efectividad práctica.

La Mesa de Enlace – dice Clarín-  le reclamó al ministro de Economía Sergio Massa que la medida no alcance solo a la soja y se extienda a otros granos. Además, advirtieron que la medida no puede ser temporal.



shares