Informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe al 3 de diciembre del 2023

Campaña de cosecha gruesa 2022-2023: continuaron los escenarios muy complicados.

La secuencia de las imágenes de los distintos cultivos en diferentes etapas fenológicas en el área de estudio del SEA, reflejaron el impacto de la ausencia de precipitaciones, déficit hídrico, heladas, marcada amplitud térmica y elevados registros diarios.
Con el transcurso de las jornadas, ante dicho escenario ambiental y la incertidumbre climática futura, el sector productivo continuó con el picado del maíz temprano de acuerdo al estado de cada lote, pero en otros casos, analizó la posibilidad de destrucción de los cultivares y las parcelas liberadas se destinarían a la siembra de soja tardía, de producirse lluvias.
Por otro lado, la siembra de maíz tardío comenzó en lugares muy puntuales, en escasos lotes como consecuencia de algunos chaparrones y pocos mm de agua caídos.
En enero de 2023, por los futuros pronósticos de nulas precipitaciones y ante los elevados registros térmicos, con el transcurso de los días, crecieron exponencialmente los riesgos y la decisión de si se sembraría o no, ocupó el mayor tiempo.
Similar situación para la soja tardía cuya intención de siembra se estimó en 580.000 ha, con un incremento del 8 % en comparación a la superficie alcanzada la campaña pasada. Hasta la fecha se logró un progreso del orden del 70 %, que representó aproximadamente unas 406.000 ha, sin adelanto intersemanal y de 27 puntos menos, al de la campaña anterior, para ambos intervalos.
En el intervalo comprendido entre el 28 de diciembre de 2022 al 03 de enero de 2023, desde su comienzo hubo estabilidad climática, días soleados, temperaturas medias diarias en ascenso, buen tiempo y escasa nubosidad, que con el transcurso de las jornadas se incrementó hasta el inicio del domingo 01, luego inestabilidad climática con precipitaciones de variadas intensidades y muy irregular distribución geográfica, debido al ingreso de un frente de tormenta de dirección suroeste - oeste a noreste – este, situación que se extendió hasta inicios del lunes 02. Los montos pluviométricos registrados oscilaron entre mínimos de 01 a 05 mm, con máximos de 18 a 20 y algunos totales puntuales alcanzaron los 25 mm.
Lo destacado de la inestabilidad fue el viento, su intensidad y alta velocidad que provocó daños, principalmente en algunos centros urbanos, con vuelco de árboles y postes de tendido eléctrico o de comunicaciones.
En cuanto al sector agrícola, en particular en los departamentos del norte del SEA, se detectaron algunos daños en los cultivares de girasol por vuelco de plantas y en los de algodón, porque se erosionaron nuevamente las hojas de las plantas, por la acción de los fuertes vientos, sin previas precipitaciones.
A posteriori, hasta el final del período hubo estabilidad y buen tiempo que se manifestó en toda el área de estudio. Dichas condiciones ambientales descontinuaron las distintas tareas agrícolas en los sistemas productivos un par de días, luego se detuvieron totalmente.
En todos los departamentos del centro norte santafesino, la siembra tuvo un movimiento escaso y puntual, donde los chaparrones y los mm caídos fueron mayores, en el resto del área quedó todo paralizado.
El algodón, fue el mayor beneficiario de las precipitaciones registradas la semana anterior, reaccionó favorablemente, pero no escapó a la realidad ambiental enunciada en los informes anteriores y continuó el desarrollo irregular de las plantas.
Para el intervalo comprendido entre el 04 y el 10 de enero de 2023, los pronósticos prevén desde su comienzo, estabilidad climática, días soleados, temperaturas medias diarias elevadas en ascenso con el transcurso de las jornadas, buen tiempo, escasa nubosidad y vientos de bajas intensidades.
Sin probabilidades de precipitaciones, situación que se extendería y manifestaría en toda el área de estudio, hasta el final del período. Las temperaturas fluctuarían entre mínimas de 17 a 23 ºC y máximas de 31 a 41 ºC

GIRASOL
Semana normal para la cosecha del girasol sin inconvenientes, con buen ritmo de avance y en los lotes con madurez fisiológica plena.
Los rendimientos continuaron siendo variables y en gran parte bajos, por las condiciones ambientales de estrés hídrico y térmico atravesadas durante su ciclo. Los mismos oscilaron entre mínimos de 6 a 8 qq/ha y máximos de 16 a 18 qq/ha. Los valores mínimos se obtuvieron en los cultivares de ciclo corto que fueron muy afectados por las características climáticas durante su etapa vegetativa.

MAÍZ TEMPRANO
El maíz temprano continuó deteriorándose y mostró el alto grado de daños que provocaron las condiciones ambientales ocurridas durante todo su ciclo y no presentaron síntomas de mejoría.
Por tal situación, prosiguió el picado de los maizales y se elaboraron silos como reservas para el futuro consumo animal, pero con menor ritmo, por los costos en relación a los rendimientos promedios obtenidos, que oscilaron desde 5 a 7 m/bolsa/ha, con mínimos de 1 a 4 m/bolsa/ha, valores considerados como muy bajos, por el sector productivo

ALGODÓN
Generalmente, los lotes de algodón sembrados las semanas anteriores, germinaron y emergieron sin problemas.
La última inestabilidad del período, por acción del viento fuerte, afectó nuevamente algunas parcelas principalmente, las de los suelos arenosos.
Al estado de los cultivares se lo continuó observando de muy bueno a bueno pero, con el contenido de humedad en los suelos al límite, lo que no posibilitaría un normal desarrollo futuro.

AGUA ÚTIL
En la superficie total del área de estudio del centro norte santafesino, constituída por los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, San Justo, San Javier, Garay, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, la disponibilidad de agua útil en los primeros 20 cm de los suelos, se encontró con diferentes realidades, desde buena a regular en localidades puntuales y de escasa a nula en otras, como consecuencia de la distribución heterogénea e irregular, de las precipitaciones registradas.



shares