Desafíos Productivos
MERCADOS Y TENDENCIAS Miércoles, 10 de Enero de 2001

Doctora Juguetes: mamá dentista creó un accesorio ideal

Se vino de Portugal a Rosario por amor. Especialista en odontopediatría encaró un emprendimiento para mamás coquetas.

Doctora Juguetes: mamá dentista creó un accesorio ideal

Se vino de Portugal a Rosario por amor. Especialista en odontopediatría encaró un emprendimiento para mamás coquetas. 

Oriunda de Portugal, desde hace cinco años está instalada en Argentina luego de haberse enamorado de un nicoleño. Paula Andreia Rosa Ferreira es una profesional dedicada a la odontopediatría pero al haberse formado en su país de origen no le es nada fácil tramitar la revalidación de su título. Por eso pensó en un emprendimiento que combinara sus grandes pasiones y su reciente maternidad hasta que pudiera retomar lo suyo. El resultado fue un negocio de accesorios elaborados con materiales aptos para que los bebés puedan llevárselos a la boca con total seguridad.

 “Pensé en esta alternativa porque soy de esas mujeres a las que les gusta arreglarse y cuando uno es madre no es nada fácil. Con mi conocimiento como odontóloga sabía que existía este material desilicona totalmente inocuo y que acompaña el proceso de dentición de los chicos. Por el momento, los materiales sólo los consigo en Europa y yo misma confecciono los collares”, detalla Paula en diálogo apunto biz.

Para complementar la variedad de collares que comercializa bajo la marca Dientito Chic, la odontóloga suma a su lista de productos los conocidos collares de Ámbar traídos directamente desde Lituania.Estos son muy utilizados en Europa y Estados Unidos y son especialmente diseñados para ayudar a aliviar el dolor que sienten los bebés cuando les están creciendo los dientes. Sucede que el Ambar, la piedra con la que están hechos, libera aceites que fomentan la relajación en lo niños alivianando sus dolores e incluso cólicos.

 “La eficacia de los collares de Ámbar es muy subjetiva. Como mamá y profesional sí puedo dar crédito que mis collares funcionan y son 100% seguros. Los bebés pueden moderlos y tironearlos sin lastimarse ni correr el riesgo de que se corten. En cambio los de Ámbar, funcionan según cada bebé. A mi hijo le hace muy bien además de quedarle super canchero”, explica. 

Así es como mamás y niños quedan felices con estos coloridos y modernos collares. En ferias o por facebook se pueden conseguir los difrentes modelos de Dientito chic desde $150 a $300 según la mano de obra que requiera.  

 

 

 

Desafios Productivos
Barcelona Buró|MaxCode